Testimoniales

Población el Castillo, Comuna La Pintana.

Alberto Contreras, promoción 2005.

Alberto Contreras, promoción 2005.

Alberto egresó del Colegio Nocedal el año 2005 e ingresó a estudiar Pedagogía Básica en la Universidad de Los Andes. Actualmente es profesor Jefe y de Lenguaje en The Grange School.

“Lo que me destaca no solo a mí, sino que aquellos que nos formamos en Nocedal, es el amor por el trabajo bien hecho, buscar siempre esa milla extra en todo lo que hacemos. También la calidad y genuino interés por las personas con las que trabajamos día a día, comprendiendo que también pasan a ser parte de nuestras vidas y labor diaria”, cuenta Alberto.

Cuando le preguntamos a Alberto qué ha sido lo más importante para él desde que comenzó a trabajar, nos cuenta que “uno de los pasos más importantes, fue el poder hacerme socio de la Fundación, y de alguna manera dar la misma posibilidad que de manera anónima me dio un padrino durante tanto tiempo. Las oportunidades están, existen, hay que saber buscarlas y darlas. Lo ideal sería poder contar cada vez con más socios, y especialmente ex alumnos, ya que conocemos la realidad desde su interior”.

Katherine Leiva, promoción 2007

Katherine Leiva, promoción 2007

Kathy, como le dicen sus amigos y familiares, egresó del Colegio Almendral el año 2007  y desde hace seis años trabaja en la Mutual de Seguridad en Red de Rescate, como Paramédico Rescatista.

Esta ex alumna de la primera generación del Colegio Almendral, vio en la enseñanza técnica una herramienta para hacer una carrera y salir adelante. Para ella, es muy importante trabajar para mantenerse económicamente por propios medios. Cuenta con orgullo, que se acaba de comprar su casa propia en Peñaflor.

Cuando le consultamos de qué le sirvió estudiar en el Colegio Almendral nos dice que, “gracias a ello puedo desenvolverme como una persona diferente, ya que en mi trabajo se necesita mucho profesionalismo y muchos valores para enfrentarse día a día con los compañeros de trabajo, los pacientes y entregar una buena atención con empatía. Muchas veces es difícil dejar de lados nuestros problemas para poder ser un aporte, pero gracias a las enseñanzas en valores y religiosas logro entregar una atención de calidad y mis pacientes se van agradecidos por mi labor como profesional”.

Isamar Lincura

Isamar Lincura, Enfermera en el Hospital Luis Calvo Mackenna, promoción 2009

Isamar nos cuenta que le sirvió mucho estudiar en un establecimiento de la Fundación Nocedal porque fue ahí donde conoció la carrera de Técnico en Enfermería y supo que su futuro laboral estaba ligado a esta vocación. Además, la Fundación Nocedal le ayudó a cumplir su sueño, ya que pudo optar a una beca en la Universidad de Los Andes, gracias a su buen rendimiento escolar.

“Además de la formación laboral, la formación espiritual y personal que me entregó Almendral,  fueron esenciales. La familia es el primer lugar donde uno aprende los hábitos, virtudes, etc. Pero el colegio me permitió seguir reforzándolo y que no se me olvidaran en mi camino”, cuenta Isamar.

Cuando le preguntamos cuáles son sus sueños a futuro, nos cuenta que son muchos. Con respecto a su familia, le gustaría ayudarlos y poder devolverles la mano. En lo laboral, quiere seguir adquiriendo experiencia en el Servicio de Transplante de Médula Ósea del Hospital Luis Calvo Mackenna, hacer un post grado en Oncología Pediátrica y aprender idiomas. Además, seguir siendo parte de la Fundación “Alimentando una Sonrisa”, donde es miembro desde primer año de universidad.

Hay que destacar que la familia de Isamar está ligada por completo a la Fundación, ya que no sólo sus hermanos están en Nocedal y Almendral; sino que su mamá es auxiliar de aseo en el establecimiento femenino, donde ella estudió. “El trabajo que mi mamá tiene actualmente en el colegio de auxiliar de aseo, fue una gran oportunidad en momentos que económicamente no estábamos muy bien, y tenerla cerca fue lo mejor para mí, sabía que había alguien que confiaba en mí y que luchaba día a día por su familia”, concluye Isamar.


¿Cómo Colaborar?

Apadrine a un niño

Apadrine a un niño

A través del siguiente formulario puedes hacerte socio de Fundación Nocedal con un aporte, y de este modo, apadrinar a un niño.

Haz una Donación

Haz una Donación

En tres simples pasos y de forma segura, podrás realizar una donación en línea.

Dona un cumpleaños

Donar un cumpleaños

Con tu generosa ayuda, podrás donar tu cumpleaños y con esto beneficiar a muchos ñinos de la fundación.

¡Quiero Colaborar!