NOTICIAS



 

 

 
Profesor Patricio Acuña sigue en competencia para el Global Teacher Prize mundial

 

 

Una emocionante jornada se vivió la noche del 11 de octubre pasado en la ceremonia de premiación del Global Teacher Prize versión chilena, en el cual el profesor Patricio Acuña, del colegio Nocedal, estuvo nominado entre los 5 finalistas.

Con la presencia de autoridades de Gobierno, de las instituciones organizadoras y de familiares y amigos de los cinco profesores finalistas, se realizó la ceremonia en la cual se dio a conocer al ganador de la versión chilena del Global Teacher Prize 2018.

Entre los cinco seleccionados a nivel nacional, destaca la figura del profesor Patricio Acuña, quien se desempeña hace 22 años como profesor de tecnología en el colegio Nocedal de La Pintana, perteneciente a la Fundación Educacional Nocedal. El docente fue uno de los elegidos entre los más de 23 mil postulados este año. El jurado eligió a los 5 finalistas por sus méritos profesionales y su compromiso con la profesión docente.

Después de varios meses de deliberación, el jurado eligió como mejor profesor de Chile al postulante de la ciudad de Puerto Montt, Felipe Ramírez, quien se desempeña en una escuela hospitalaria de la región.

GLOBAL TEACHER PRIZE INTERNACIONAL

Los cinco finalistas chilenos continúan a partir de ahora en la competencia a nivel mundial. Los antecedentes de cada uno de ellos ya fueron enviados a la Fundación organizadora del premio que, en el mes de diciembre, debe seleccionar a 50 profesores que postulan desde diversos países del mundo.  Posteriormente, se eligen los diez mejores, para terminar eligiendo al mejor profesor del mundo al cual se premia en el mes de marzo de 2019 en una solemne ceremonia a realizarse e Dubai.

RECONOCIMIENTO AL PROFESOR PATRICIO ACUÑA

El profesor del Colegio Nocedal, Patricio Acuña, ha realizado una notable labor en sus 22 años de entrega a los alumnos que han pasado por las aulas del establecimiento educacional perteneciente a la Fundación de Educación Nocedal.

Desde sus inicios en el colegio, el profesor Acuña se ha destacado por su vocación y espíritu profesional, trabajando en condiciones de absoluta adversidad, teniendo que, incluso, salir a buscar a sus alumnos cuando ellos, por sus dificultades familiares y económicas, no podían asistir a clases.

En los primeros años, el profesor Acuña dictaba clases de ciencias, pero, a poco andar, comenzó a motivar a los niños para elaborar proyectos innovadores y creativos que incentivaran el aprendizaje, la motivación y la creatividad de sus alumnos. Uno de los más recordados en el colegio es el proyecto Moscalín, a través del cual los alumnos elaboraron alimento para aves obtenido a partir de moscas y residuos orgánicos frutales que recogían desde los restos de las ferias libres de la comuna.

Fue así como, progresivamente, los estudiantes fueron superando las expectativas y los niveles de logro a los cuales podían llegar, lo que llevó al profesor a motivar y acompañar a los alumnos a participar en diversos encuentros y competencias, incluso, a nivel mundial.

El más memorable fue el primer lugar obtenido por los alumnos del Colegio Nocedal en el Mundial de Robótica FIRST LEGO League, en el área innovación tecnológica, realizado en el año 2009 en Atlanta, Estados Unidos.

La robótica educativa fue, desde entonces, una de las asignaturas más atractivas para los alumnos de Nocedal quienes, con el apoyo del profesor Acuña, crearon un sinnúmero de robots de utilidad para la ciudadanía y el medio ambiente, tales como un dispositivo para entregar, en forma remota, los medicamentos a las personas enfermas de la tercera edad, liberando y tranquilizando de esta forma a los familiares cuidadores.

Además, el profesor trabaja para que la robótica traspase las fronteras de la asignatura y de sus escuelas, por eso capacita a docentes de otros establecimientos y elabora material de trabajo para que sea utilizado por sus colegas. Su impacto es tan grande que sus exalumnos no se cansan de decir lo mucho que este profesor los marcó. Incluso, algunos de ellos, lo han llamado para recibir una asesoría en la creación de una institución tecnológica que ayude a las personas. Esos mismos exalumnos crearon una corporación sin fines de lucro llamada Corporación Origina y se han convertido en un grupo que busca apoyar y fomentar el desarrollo tecnológico com
o factor de desarrollo y crecimiento social en todos los ámbitos. Todo esto gracias a Patricio Acuña.