NOTICIAS

En plena pandemia, niños de primero básico del colegio PuenteMaipo han logrado leer y escribir sus primeras palabras

 

Expertos del mundo de la educación aseguran que el proceso de aprendizaje de la lectoescritura es complejo y difícil, sobre todo en este escenario de pandemia en el cual los niños no pueden asistir a clases presenciales.

Sin embargo, en el colegio PuenteMaipo de Fundación Nocedal, ubicado en el sector de Bajos de Mena en Puente Alto, varios de los estudiantes de primero básico se han convertido en la excepción que confirma la regla. En marzo pasado, cuando entraron a clases, no conocían ni siquiera las vocales y hoy ya algunos han logrado leer y escribir sus primeras palabras.

Este gran avance se ha producido gracias al trabajo organizado y motivado de todo el equipo del colegio y, sobre todo, gracias al entusiasmo de las familias de los alumnos que, a pesar de la adversidad, priorizan la educación de sus hijos y los apoyan en su proceso de aprendizaje.

Al inicio de la pandemia en Chile, el colegio hizo una encuesta a los apoderados para conocer cuál era el nivel de acceso a internet de las familias y cuáles eran las principales herramientas que usaban para comunicarse. Con esa información, comenzaron a prepararse para implementar su Plan de Aprendizaje Remoto.

Los resultados arrojaron que sólo el 53% de las familias del colegio tenía acceso a internet en el hogar. El 34% tenía acceso sólo a través del celular, el 6,6% sólo tenía acceso a RRSS y el 3,4% no tenía acceso a internet.

Además, la encuesta mostró que el 58% de las familias usaba Facebook y que el 99% se comunicaba vía whattsap.

Teniendo esto en consideración, crearon el sistema de Grupos de Facebook para armar su plataforma de educación. Cada profesor jefe tiene un grupo en el cual, semana a semana, envía el material que los alumnos tienen que estudiar. También se envían videos explicativos y videos de clases creados por Aptus y por los mismos profesores. Lo anterior, además de entregar material impreso en todas las asignaturas y contar ocn los textos escolares en las casas.

Los docentes se las han ingeniado para que los niños avancen y con sistemas que a los padres se les hacen amigables: les hacen seguimiento vía telefónica, les hacen clases por video llamada de whatsapp, les envían material por mail, etc.

El director del colegio, Miguel Arce, destaca que “gran parte de las cosas que se están haciendo han surgido de los mismos profesores. Ellos han ido encontrando fórmulas que se adecúan a las posibilidades de las familias, las comparten en las reuniones que tenemos y luego, las más eficaces, se sistematizan para su uso en los demás cursos”.

De a poco, además, se han ido implementado clases online a distancia, a través de plataformas como Google classroom o zoom.

Se espera que esto vaya creciendo dentro de las próximas semanas gracias a la donación que Fundación Nocedal gestionó con Entel y que logró obtener la donación de mil tarjetas SIM con conexión a internet especializada para plataformas educativas.

Los colegios de la Fundación están distribuyendo las tarjetas para que, a la brevedad posible, las clases a distancia puedan extenderse a aquellas familias que no cuentan con buen acceso a internet.

 

<< VOLVER A TODAS LAS NOTICIAS >>

 

COMPARTIR NOTICIA: